viernes, 3 de junio de 2011

Cansado de mentiras

Unas de las tantas cosas que aprendí en mi escuela fue de expresar todo lo que me parecía injusto y llevarlo hasta donde tenga que hacerlo, pero ya veo que donde vivo ese método no es eficaz para resolver los problemas. Hace varios meses envié una carta presentando una queja al periódico nacional Juventud Rebelde donde ellos rápidamente se dieron cuenta que la solución estaba en el Ministerio de Trabajo, y la hicieron llegar hasta mi provincia y de ahí hasta el municipio. Luego del gran recorrido me enteré que estaba en mi localidad y tenían la obligación de darme respuesta; fui citado por una compañera que atiende quejas de la población, una compañera aparentemente muy sincera, eso si cariñosa, me atendió y hizo varias preguntas, y ambos nos dimos cuenta que el factor fundamental fue la mal información que ellos tienen, es decir no dan la información necesaria a la población. En el tiempo que estuve allí fue una joven de 23 años que estaba pasando por lo mismo y por la misma causa, no fue orientada por ellos.

Como también me percaté que no hay una gran organización en el otorgamiento de empleos, pues si en alguna empresa hay plazas casi nunca llegan al ministerio de trabajo que es quien debe otorgar las plazas, pero desgraciadamente así es como vivimos actualmente en mi país, que tiene caras lindas, pero otras que no dan gusto mirarlas. Luego de analizar todas esas realidades me di cuenta que mi carta fue innecesaria, pues solo hizo ruido pues no cumplí mi objetivo. Ayer en la mañana recibí una carta de la provincia donde me daban según ellos una respuesta oficial, pensé que era algo diferente, pero en su contenido venía un resumen de mi queja Cambiada  no realmente como fue, y finalizaron diciéndome que mi queja no tenía validez, pues ya me habían ofrecido plazas ajenas a mi profesión (las cuales me la ofrecieron después que yo impusiera la carta). Fue tanta la rabia que me dio todo ese texto que lo único que me dio fue por destrozar en pedazos aquella mentira. Entonces la única conclusión que puedo sacar que todo es una completa mentira.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada